Blogia

ANIMARSE A ESCRIBIR. Talleres Literarios de la mano de los Maestros

A todo escritor

A todo escritor

 Por Esteban Pinotti

Si eres un buen lector, sueñas con ser escritor….

Todos lo amantes de la literatura soñamos alguna vez poder desarrollar la destreza para comunicarnos con la maestría con que lo hacen los grandes escritores.  Mas allá del relato que sea, pudimos enamorarnos de su pluma al poder encontrar parte de su esencia, de su humanidad compartida y encontrada en la nuestra propia, tal vez en alguna palabra, en alguna frase o en alguna descripción. 

La idea de escribir un cuento, una novela, un relato o una poesía que no solo justifique ser leído sino que tenga algún tipo de impacto en otra persona, es el sueño de todo escritor o aspirante a serlo. Pero el pudor, el temor a no saber como escribir, a como comunicar algo propio, suele inhibir esos impulsos creativos y aquel llamado a la inspiración es resistido y reprimido.  La mayoría de la gente escribe, pero no se anima a mostrar lo que ha escrito, por un falso pudor o por temor al rechazo. Escribir cualquier relato, es de alguna manera desnudarse. Puede ser interpretado como una forma de publicar las propias miserias, o las riquezas, tanto los aspectos claros como los oscuros tan propios como la conciencia. De alguna forma es exponer nuestra esencia. Por eso mismo la simple acción de escribir es sagrada pero la idea de compartir lo escrito lo hace supremo.  

Este espacio está diseñado especialmente para todos aquellos pretenciosos que aspiran a transformar una hoja en blanco en una obra de arte.  Para ello nada mejor que las palabras directa de los más grandes maestros de las letras para aprender de sus consejos y sugerencias. Borges, Cortázar, García Marquez, Nietzsche y Asimov entre otros maestros de la literatura nos develan generosamente los secretos de sus plumas. El poder creativo de la literatura al desnudo por los mejores escritores. Sus sabios consejos nos invitan a recorrer el fascinante desafío del juego de ser escritor.  Los temas están divididos por autores así puede encontrar fácilmente el consejo o la sugerencia de su escritor preferido:  

Borges: Creo que nadie mejor que Borges para explicarnos “Como nace un texto”. Una de las frases que siempre he guardado celosamente del abanico de genialidades que ha desplegado el maestro fue su clara concepción sobre la docencia. Según él, no sabía enseñar literatura (era profesor de literatura anglosajona en la facultad) porque no tenía mucho conocimiento de la materia, pero de lo que estaba seguro era de su amor por las letras y que por eso se animaba a estar delante de un aula, justamente para enseñar eso que le era tan propio, su amor por la literatura. Si bien para el no tenía mucho conocimiento para enseñar, (algo naturalmente falso) si podría transmitir los mas importante: su amor por las letras. De Borges también contamos con sus “16 consejos” para evitar caer en errores a la hora de escribir, sus explicaciones sobre sus cuentos en “Acerca de mis cuentos”, EL Zahir, El libro de Arena, Tlön, Uqbar, Orbis Tertuis, entre otros cuentos, son explicados por el mismo.  Una serie de consejos y sugerencias que ayudan muchisimo a cualquier escritor, y que regala a quienes estudiamos su obra, una nueva óptica para abarcar su filosofía.  

Cortazar en “Aspectos del cuento” nos introduce en su mundo “fantástico”  que según el,  se opone tanto a ese falso realismo que consiste en creer que todas las cosas pueden describirse y explicarse como lo daba por sentado el optimismo filosófico y científico del siglo XVIII”   Todo el conociendo de este gigante de la literatura explicado en palabras claras y precisas. En “Conversaciones con Cortázar” encontramos un Cortázar oral que nos conversa en forma muy amena sobre como nacen sus inspiraciones.  Otros textos:El sentimiento de lo fantástico*
 La esfera de los cuentos
La teoría del túnel
Sobre el cuento 

Gabriel García Márquez  Advertencias de un escritorBotella al mar para el dios de las palabrasFantasía y creación artística en América Latina y el Caribe*
Para contar historias
Manual para ser niño
¿Todo cuento es un cuento chino? Varios consejos
 
Ernest Hemingway
Varios consejos 

Franz Kafka Sobre el arte de escribir

H.P. Lovecraft Notas sobre el arte de escribir cuentos fantásticos
 
Friedrich Nietzsche
Diez mandamientos para escribir con estilo 

Juan Carlos Onetti El decálogo
 
Horacio Quiroga
Decálogo del perfecto cuentistaManual del perfecto cuentista 

J.R.R. Tolkien Sobre el cuento de hadas

Miguel de Unamuno Cómo se hace una novela

Mario Vargas Llosa
Consejos a un joven novelista

Augusto Monterroso Decálogo del escritor

Anónimo 44 consejos para jóvenes escritores Cómo ser un buen escritor
19 consejos para un aspirante a escritor
[Humor] 
 

Isaac Asimov Escribir ciencia ficción

Eutiquio Cabrerizo Construcción de un cuento

Nancy Kress Los diez mandamientos del escritor de ficción

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La hoja en blanco (Esteban Pinotti)

La hoja en blanco  (Esteban Pinotti)

Con una molesta virginidad desafiante, la hoja en blanco espera. Es a un tiempo desafío, ansiedad, condena y posibilidad. Espera y acecha simultáneamente.  Es potencia de ser arte, pero no se anima. Puede convertirse en el sueño compartido de un poeta, que desafía la capacidad  de transmitirse, de desnudar su centro, su médula a través de la destreza de empuñar la espada de las letras. Es una sola, permanente y universal. La misma hoja en blanco se fue transformando a través de los tiempos. Toda creación tuvo su momento de origen, su estado larval, su estado inmaculado. Cada una de las geniales sinfonías de Beethoven, los profundos conciertos de Brahms, las partitas de Bach, los increíbles lienzos de Leonardo, las mágicas pinturas de Miguel Angel, el fausto de Goethe, cada endecasílabo que prolijamente urdió Borges, cada uno de los cuentos de Cortázar, las novelas de García Márquez, las ideas de Nietzsche, todas estas maravillas, compartieron en su génesis la misma esencia. Todas fueron lo mismo: una simple hoja en blanco.  Sin importar el nivel de genialidad, inspiración o destreza, toda frase, toda poesía, todo cuento, toda novela tuvo su primera palabra, la primera letra que tras un acto de valor, manchó el lienzo. Cuando la hoja cae en las manos de un artista indefectiblemente debe renunciar a su propia naturaleza para convertirse en una obra de arte. Su destino es incierto. Su metamorfosis es tan inevitable como esencial para entender que es esa su verdadera razón de ser. Transformarse. Este mismo borrador, hace instantes fue también una hoja en blanco, que ahora sueño con que en su metamorfosis sepa convertirse en una antorcha cuya llama anime a algún distraído lector a lanzarse al desafiante juego de la escritura. Creo que todo asiduo lector sueña en el fondo de su corazón poder transmitir una idea, una emoción, un sentimiento, de manera tal que otro ser humano la capte tan vividamente como el la está vivenciando.  Esta es mi invitación y el desafío ya está planteado. Estoy convocando al escritor que puede estar allí, escondido detrás de esa pasiva actitud de lector, para que se anime de una vez a empuñar su pluma y comience, como todos lo han hecho alguna vez, a dar un primer paso hacia el abismo de crear algo propio de la nada. Toda hoja en blanco puede transformarse en una obra (buena o mala), pero detrás de ese acto hay un hecho mucho más trascendente, que es la profunda transformación ontológica, de "ser lector" en "ser escritor".  

Esteban Pinotti.

Los diez mandamientos del escritor de ficción (Nancy Kress)

Los diez mandamientos del escritor de ficción (Nancy Kress)

1.      Escribe regularmente. Si no tienes mucho tiempo, escribe al menos cinco minutos por día. 2.      Escribe el tipo de ficción que amas leer. 3.      No esperes a la inspiración para comenzar. 4.      Escribir es reescribir. Siempre. 5.      Escucha todas las críticas con la mente bien abierta. 6.      Lee todo lo que puedas. Y más también. 7.      No sigas las tendencias en boga. Cuenta las historias que desees y como desees. 8.      Dedica especial atención al primer párrafo. El que pega primero, pega dos veces. 9.Trata de "convertirte" en tus personajes mientras los escribes.10. No te desanimes ante un rechazo. Al 90 por ciento de los escritores más exitosos les dijeron al menos una vez que se dedicaran a otra cosa.  

Fuente: Ciudad Seva de Luis López Nievas. http://www.ciudadseva.com/

Posted by Esteban Pinotti

Construcción de un cuento (Eutiquio Cabrerizo)

Construcción de un cuento (Eutiquio Cabrerizo)

 Para escribir un cuento podemos seguir varios procedimientos. Uno de ellos es redactar las respuestas a una serie de supuestas preguntas ordenándolas en tres partes, introducción, desarrollo y desenlace, conforme a la estructura que debe tener el texto. El resultado será el cuento.

Para el principio de la narración las preguntas pueden ser:

-¿Quién es el personaje principal? -¿Cuáles son sus cualidades o características más importantes? -¿En qué tiempo tiene lugar lo que se cuenta? -¿Cuál es la situación de las cosas en el momento en que empieza la historia? -¿Qué se propone hacer el protagonista? -¿Por qué quiere hacerlo?

El desarrollo del cuento puede estar formado por las respuestas a las siguientes preguntas: -¿Qué hace el protagonista? -¿Qué problemas encuentra para alcanzar su objetivo? -¿Le sorprende algún peligro? -¿Tiene que superar alguna prueba difícil? -¿Encuentra alguna situación misteriosa a la que se tiene que enfrentar? -¿Tiene que resolver algún enigma?

El final del cuento nos lo pueden facilitar las siguientes preguntas: -¿Cómo resuelve el protagonista los problemas planteados? -¿Qué hace para alcanzar su objetivo? -¿De qué modo supera los peligros que encuentra? -¿De qué manera modificará su mala conducta a causa de la desagradable experiencia vivida?-¿Ocurrirá algo al final del relato que cambie el significado de todo lo anterior o que introduzca algún elemento sorpresivo?

Este sistema de preguntas implícitas y respuestas explícitas pueden seguir un orden lógico dispuesto por nosotros mismos, pero también podemos escribir las preguntas en fichas independientes y mezclarlas entre sí para que sea el azar quien fije el punto de partida, la dirección del recorrido y el final del argumento. En este caso, podremos elegir parte de las fichas, según nuestra idea inicial, prescindiendo de las que consideremos innecesarias para lograr nuestro propósito.

Fuente: Ciudad Seva de Luis López Nievas. http://www.ciudadseva.com/

Posted by Esteban Pinotti

Escribir ciencia ficción (Isaac Asimov)

Escribir ciencia ficción (Isaac Asimov)

A menudo recibo una carta de algún joven afanoso, aspirante a escritor, que me pide algunas "sugerencias" sobre el arte de escribir ciencia ficción. Tengo la sensación de que estos jóvenes piensan que debe existir alguna fórmula mágica que los profesionales mantienen celosamente en secreto, pero que yo, como soy un tipo tan bueno, voy a revelar. Lo siento, pero no hay tal cosa, no hay fórmula mágica, ni trucos secretos, ni atajos escondidos. Lamento tener que decirle que es cosa de mucho trabajo durante largo tiempo. Si usted conoce algunas excepciones a esta regla, se trata precisamente de eso: de excepciones. De todas maneras, hay algunos principios generales que, según mi modo de ver, podrían ser útiles. Son éstos: Usted tiene que prepararse para una carrera de escritor exitoso de ciencia ficción de la misma manera que lo haría para cualquier otra profesión altamente especializada. Primeramente, tiene que aprender a usar sus herramientas, tal como un cirujano debe hacerlo con las suyas. La herramienta básica para cualquier escritor es su lengua, lo que significa que usted debe desarrollar un buen vocabulario y refrescar sus conocimientos de cosas tan prosaicas como la ortografía y la gramática.

El vocabulario está por encima de toda discusión, pero puede ser que usted piense que la ortografía y la gramática son cosas superfluas. Después de todo, si usted escribe una historia brillante y espléndida, seguramente el jefe de redacción estará encantado de corregir su ortografía y su gramática. ¡No es así! Él no lo hará.Además, se lo dice un veterano, si su ortografía y su gramática son desastrosas, usted no puede escribir una historia brillante y espléndida. Quien no sabe usar la sierra y el martillo no fabrica muebles magníficos. Aun si usted fue aplicado en el colegio, desarrolló su vocabulario, sabe deletrear "sacrilegio" y "sobreseer" y nunca dice "entre usted y mí" o " nunca no hice nada", eso no basta.

Están también la estructura sutil de la oración y la construcción estilística del párrafo. Está el entrelazamiento inteligente de la trama, el manejo de los diálogos y miles de otros enredos.¿Cómo hace usted para aprender todo eso? ¿Lee libros sobre cómo escribir o asiste a clases sobre el tema o a conferencias? Todas estas cosas tienen valor inspirativo, seguro, pero no van a enseñarle lo que usted quiere saber realmente.Lo que sí ha de enseñárselo es la lectura detenida de los maestros de la prosa. Esto no significa que usted se obligue durante años a quedarse dormido sobre los clásicos aburridos. Los buenos escritores son invariablemente fascinantes; ambas cosas van juntas. A mi juicio, los escritores de lengua inglesa que hacen el mejor uso de la palabra justa en el momento preciso y que arman sus oraciones y párrafos con la mayor habilidad y estilo son: Charles Dickens, Mark Twain, y P.G. Wodehouse. Léalos; también a otros, pero con atención. Representan su aula. Observe lo que hacen y trate de explicarse por qué lo hacen. No sirve de nada que se lo explique otra persona. Hasta que usted mismo no lo vea, no hay nada que pueda ayudarlo. Pero supongamos que a pesar de sus esfuerzos usted no termina de aprender. Bueno, puede ser que usted no sea escritor.

No es una desgracia. Siempre le queda la posibilidad de dedicarse a alguna profesión ligeramente inferior, como la cirugía o la presidencia de Estados Unidos. No será lo mismo, por supuesto, pero no todos podemos ascender a las alturas. En segundo lugar, para llegar a ser un escritor de ciencia ficción no basta con conocer la lengua, también hay que saber de ciencia. Puede que usted no quiera hacer mucho uso de la ciencia en sus historias, pero de todas maneras tendrá que conocerla, para que lo que utilice esté bien utilizado. Esto no significa que usted tenga que ser un científico profesional o un egresado de una carrera científica. No necesita ir a la universidad. Pero sí significa que tiene que estar dispuesto a estudiar ciencia por su cuenta, si su educación formal fue débil en ese aspecto. No es algo imposible. Uno de los mejores escritores de ciencia ficción "dura" es Fred Pohl, que ni siquiera terminó la secundaria. Por supuesto que hay muy poca gente que es tan brillante como Fred, pero usted puede escribir mucho peor que él y ser todavía bastante bueno. Afortunadamente, ahora se publica mucha más ciencia de divulgación de buena calidad que en las generaciones anteriores, y usted puede aprender mucho, con bastante poco esfuerzo, si lee los ensayos de algunos autores de ciencia ficción como L. Sprague de Camp, Ben Bova y Poul Anderson, o incluso Isaac Asimov. Más aun, los científicos profesionales están escribiendo ahora también eficazmente para el público, como lo testimonian los magníficos libros de Carl Sagan. Y siempre está la revista Scientific American.

En tercer lugar, aun si usted sabe ya bastante de ciencia y también aprendió a escribir, todavía no es seguro que pueda sacar algo coherente de ambas cosas a partir de sus borradores. Deberá convertirse en un lector diligente de la ciencia ficción misma para aprender las convenciones y los trucos del oficio, como, por ejemplo, entretejer el medio ambiente con la trama. 

Fuente: Ciudad Seva de Luis López Nievas. http://www.ciudadseva.com/

Posted by Esteban Pinotti

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cómo ser un buen escritor (19 consejos para un aspirante a escritor.- Humor Anonimo)

Cómo ser un buen escritor  (19 consejos para un aspirante a escritor.- Humor Anonimo)

  • Lo primero hes conozer vien la hortografia.
  • Cuide la concordancia, el cual son necesaria para que Vd. no caigan en aquellos errores.
  • Y nunca empiece por una conjunción.
  • Evite las repeticiones, evitando así repetir y repetir lo que ya ha repetido repetidamente.
  • Use; correctamente. Los signos: de, puntuación.
  • Trate de ser claro; no use hieráticos, herméticos o errabundos gongorismos que puedan jibarizar las mejores ideas.
  • Imaginando, creando, planificando, un escritor no debe aparecer equivocándose, abusando de los gerundios.
  • Correcto para ser en la construcción, caer evite en transposiciones.
  • Tome el toro por las astas y no caiga en lugares comunes.
  • Si Vd. parla y escribe en castellano, O.K.
  • ¡Voto al chápiro!... creo a pies juntillas que deben evitarse las antiguallas.
  • Si algún lugar es inadecuado en la frase para poner colgado un verbo, el final de un párrafo lo es.
  • ¡Por amor del cielo!, no abuse de las exclamaciones.
  • Pone cuidado en las conjugaciones cuando escribáis.
  • No utilice nunca doble negación.
  • Es importante usar los apóstrofo's correctamente.
  • Procurar nunca los infinitivos separar demasiado.
  • Relea siempre lo escrito, y vea si palabras.
  • Con respecto a frases fragmentadas.

Fuente: Ciudad Seva de Luis López Nievas. http://www.ciudadseva.com/

Posted by Esteban Pinotti
 

44 consejos para jóvenes escritores (Anónimo)

44 consejos para jóvenes escritores  (Anónimo)

  1. Copiar en fichas todos los finales que se nos ocurran para un relato así como sus inicios, probar todas las combinaciones posibles y elegir la más eficaz.
  2. Contemplar la vida, los hechos, los sentimientos, las cosas, las palabras... con actitud de asombro, de extrañeza, y escribir a partir de las nuevas percepciones que así tengamos de todo ello.
  3. Inventar nuevas formas de enfocar nuestros actos cotidianos y escribir sobre ellos.
  4. Mirar los objetos de nuestra casa como si pertenecieran a otro mundo y escribir sobre la nueva forma de percibirlos.
  5. Inventar un mundo en el que las personas hablen con las cosas y las cosas hablen entre sí.
  6. De entre todas las ideas que se agolpan en nuestra mente, apuntar una; la más simple, la más atractiva o la primera que podamos atrapar, sin preocuparnos por perder las restantes en el camino.
  7. Es bueno relajarse unos minutos antes de comenzar a escribir, concentrarse en la respiración, para dejar fluir los pensamientos; coger al vuelo palabras que pasen por la mente y llevarlas a la página. 
  8. Se puede trabajar con listas existentes, tales como las del listín telefónico, la carta de un restaurante o la cartelera de los cines.
  9. Plantearse la mayor cantidad posible de formas de soledad existentes para desarrollar en un texto la que más nos conmueva.
  10. Observar lugares bucólicos y describirlos. Extraer noticias truculentas de periódicos sensacionalistas y ambientar los sucesos en dichos lugares.
  11. Estar alerta cuando nos sentimos angustiados para rescatar aquellas imágenes que dan forma a la angustia.
  12. Escribir sin estar pendientes del calendario, del reloj ni de lo que consigamos; simplemente, hacerlo.
  13. Escribir sobre un tema, elegido a conciencia, que nos produzca la más intensa e íntima liberación.
  14. Imaginar varias situaciones que ocurren en distintos lugares a la misma hora como método para contar algo desde distintos puntos de vista.
  15. Repetir un mismo itinerario mental en distintas ocasiones para comparar resultados y recoger la mayor cantidad posible de material vivencial.
  16. Imaginar un viaje de afuera hacia adentro y otro de adentro hacia fuera de uno mismo y escribir "durante" el viaje.
  17. Planificar un viaje interior por el territorio que sea más propicio para las representaciones imaginarias.
  18. Practicar el aislamiento durante un período programado de tiempo que puede ir desde un día completo hasta una semana, un mes... y anotar lo que experimentamos en ese lapso.
  19. Escribir un texto a partir de la comparación de dos realidades: recuerdos, sueños, experiencias vividas, sonidos, perfumes...
  20. Escribir un texto a partir de semejanzas y diferencias que resulten de compararse uno mismo con otra persona.
  21. Encontrar las palabras que más placer nos produzcan o más significaciones nos provoquen para constituirlas en componentes de una imagen.
  22. Apelar a nuestros sentidos diferenciando aromas, sabores, sonidos, observaciones y sensaciones táctiles de todo tipo para incluir en nuestra lista para constituir imágenes.
  23. Dividir un objeto en el mayor número posible de piezas que lo componen para jugar con ellas en un texto, llamando al objeto por el nombre de algunas de esas piezas o partes.
  24. Inventar situaciones, personajes, conceptos que nos permitan transgredir las funciones del lenguaje.
  25. Reunir todo tipo de géneros y discursos y a partir del contraste entre dos de ellos, para constituir una narración: noticias periodísticas, telegramas, poemas, diálogos escuchados al pasar, etcétera.
  26. Analizar todo tipo de palabras buscando la mayor cantidad de explicaciones posibles que en torno a ellas nos aporta material para un texto o nos permite, directamente, constituir el texto.
  27. Inventar imágenes inexistentes, con mecanismos similares a los productores de frases hechas, y desplegarlas literalmente en un texto.
  28. Tomar una idea conocida y asombrarse frente a ella como si nos resultara desconocida como método para conseguir material literario.
  29. Coleccionar refranes de distintas procedencias para trabajar con ellos en un texto.
  30. Inventar refranes y jugar con su sentido literal.
  31. Prestar atención a los episodios cotidianos, y convertir cada mínimo movimiento ocurrido en un espacio común -un bar, el metro, un edificio, la playa- en un episodio capaz de desencadenar otros muchos.
  32. Elegir momentos a distintas horas del día y describir todo lo que sentimos y lo que sucede a nuestro alrededor, más cerca y más lejos.
  33. Inventariar palabras a partir del alfabeto y crear entre ellas un itinerario, el esqueleto de una historia.
  34. Tomar todo tipo de secretos: un "secreto de familia", un "secreto de confesión", "el secreto de estado", "el secreto profesional", como motores de un texto.
  35. Hurgar en nuestro mundo interior, rescatar de él algún aspecto que no nos atrevemos a expresar y ponerlo en boca de un personaje.
  36. Confeccionar una lista de afirmaciones y otra de negaciones como posible material para un texto en el que se omita algo específico.
  37. Invertir el mecanismo lógico: secreto/confesión, es una manera de enfrentar la ficción. En consecuencia, partir de una confesión para luego inventar el secreto. 
  38. Emborronar folios durante diez minutos exactos cada día. Al cabo de cada mes (y por ninguna razón antes) leer lo apuntado. Dicha lectura constituirá una grata sorpresa para su autor. Dado que escribió asociando libremente, el material acopiado será heterogéneo y muy aprovechable para ser transformado en texto literario.
  39. Contar lo diferente y no lo obvio de cada día.
  40. Trazarse un boceto de escritura "en ruta" y atrapar las ideas susceptibles de ser incorporadas a nuestra futura obra.
  41. Recopilar anécdotas ajenas y apropiarse de algún detalle de cada una o de su totalidad.
  42. Del intercambio de textos con otros escritores pueden surgir propuestas y comentarios reveladores.
  43. Imitar una página del texto de un escritor consagrado y comprobar el ensamblaje de las palabras. `
  44. Rescatar la espontaneidad del niño. Jugar y crear con todo lo que se tiene a mano

Fuente: Ciudad Seva de Luis López Nievas. http://www.ciudadseva.com/

Posted by Esteban Pinotti

Decálogo del escritor (Augusto Monterroso)

Decálogo del escritor (Augusto Monterroso)

Primero.
Cuando tengas algo que decir, dilo; cuando no, también. Escribe siempre.

Segundo.
No escribas nunca para tus contemporáneos, ni mucho menos, como hacen tantos, para tus antepasados. Hazlo para la posteridad, en la cual sin duda serás famoso, pues es bien sabido que la posteridad siempre hace justicia.

Tercero.
En ninguna circunstancia olvides el célebre díctum: "En literatura no hay nada escrito".

Cuarto.
Lo que puedas decir con cien palabras dilo con cien palabras; lo que con una, con una. No emplees nunca el término medio; así, jamás escribas nada con cincuenta palabras.

Quinto.
Aunque no lo parezca, escribir es un arte; ser escritor es ser un artista, como el artista del trapecio, o el luchador por antonomasia, que es el que lucha con el lenguaje; para esta lucha ejercítate de día y de noche.

Sexto.
Aprovecha todas las desventajas, como el insomnio, la prisión, o la pobreza; el primero hizo a Baudelaire, la segunda a Pellico y la tercera a todos tus amigos escritores; evita pues, dormir como Homero, la vida tranquila de un Byron, o ganar tanto como Bloy.

Séptimo.
No persigas el éxito. El éxito acabó con Cervantes, tan buen novelista hasta el Quijote. Aunque el éxito es siempre inevitable, procúrate un buen fracaso de vez en cuando para que tus amigos se entristezcan.

Octavo.
Fórmate un público inteligente, que se consigue más entre los ricos y los poderosos. De esta manera no te faltarán ni la comprensión ni el estímulo, que emana de estas dos únicas fuentes.

Noveno.
Cree en ti, pero no tanto; duda de ti, pero no tanto. Cuando sientas duda, cree; cuando creas, duda. En esto estriba la única verdadera sabiduría que puede acompañar a un escritor.

Décimo.
Trata de decir las cosas de manera que el lector sienta siempre que en el fondo es tanto o más inteligente que tú. De vez en cuando procura que efectivamente lo sea; pero para lograr eso tendrás que ser más inteligente que él.

Undécimo.
No olvides los sentimientos de los lectores. Por lo general es lo mejor que tienen; no como tú, que careces de ellos, pues de otro modo no intentarías meterte en este oficio.

Duodécimo.
Otra vez el lector. Entre mejor escribas más lectores tendrás; mientras les des obras cada vez más refinadas, un número cada vez mayor apetecerá tus creaciones; si escribes cosas para el montón nunca serás popular y nadie tratará de tocarte el saco en la calle, ni te señalará con el dedo en el supermercado.

El autor da la opción al escritor de descartar dos de estos enunciados, y quedarse con los restantes diez.

Fuente: Ciudad Seva de Luis López Nievas. http://www.ciudadseva.com/

Posted by Esteban Pinotti

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres